miércoles, 4 de abril de 2018

Glosario Tema 4 - Economía personal #Eco4ESO

Presupuesto: es un instrumento para gestionar nuestra economía, en el que se recogen los ingresos esperados y los gastos previstos durante un período determinado.

Salario bruto: suma de todos los importes que un trabajador recibe en su nómina, que incluye tanto el salario base como los complementos.

Salario neto: Cantidad que efectivamente recibe el trabajador, después de descontar las retenciones por IRPF y las aportaciones del trabajador a la Seguridad Social.



Rentas del trabajo: sueldos y salarios del trabajador por cuenta ajena.

Rentas del capital mobiliario: cantidades recibidas como consecuencia de intereses por invertir ahorros en depósitos bancarios, bonos. Etc. y dividendos al invertir en acciones.

Valores de renta fija: títulos representativos de una deuda, emitidos por empresas privadas u organismos públicos, que tienen una rentabilidad previamente pactada.

Valores de renta variable: títulos representativos de una participación en la propiedad de una empresa (ej: acciones), que no ofrecen un rendimiento periódico ni conocido ya que su rentabildiad dependerá en buena parte de la marcha de la empresa.

Rentas del capital inmobiliario: Ingresos periódicos procedentes de bienes inmuebles.

Gastos variables secundarios: aquellos en los que incurrimos para satisfacer necesidades secundarias.

Superávit: cuando los ingresos son superiores a los gastos.

Déficit: si los gastos son mayores a los ingresos.

Ahorro: es la parte del ingreso que no se destina al gasto y que se reserva para necesidades futuras.

Endeudamiento: deuda contraída como consecuencia de unos gastos superiores a los ingresos, el endeudamiento se suele medir en porcentaje y se dice que no debe sobrepasar el 40% de los ingresos netos mensuales.

Ajuste presupuestario: Cuando los gastos son superiores a los ingresos, es necesario equilibrar el presupuesto y ajustar los gastos, para ello será necesario identificar los tipos de gastos y establecer prioridades.

Deuda: es una obligación de pago que se contrae con la intención de realizar un consumo presente gracias a unos ingresos futuros.

Coste de la deuda: es el interés, se mide en forma de porcentaje y representa el tanto por ciento que habrá que devolver, además del capital prestado, por poder disponer de una determinada cantidad de dinero.

Tipo de interés fijo: Se mantiene constante durante toda la vida de la deuda.

Tipo de interés variable: sube o baja a lo largo de la vida de la deuda ya que está vinculado a un tipo de referencia, el más habitual es el euribor.

Euribor: European Interbank Offered Rate, tipo de interés al que las principales entidades financieras europeas se prentan dinero entre sí.

Interés nominal: porcentaje fijo que se pacta como concepto de pago por el dinero prestado. Indica el tanto por ciento que recibe el banco u otro prestamista por ceder el dinero.

TAE: o tasa anual equivalente, es el tipo de interés que indica el coste o rendimiento efectivo de un producto. Integra no solo intereses sino también otros gastos, comisiones, etc.

Hipoteca: préstamo para la adquisición de una vivienda con la garantía de la misma en caso de impago.

Préstamo personal y al consumo: préstamos para gastos concretos como la adquisicónd e un coche, estudios, un móvil, etc.

Créditos rápidos: es un tipo de préstamo al consumo que se contrata por una cantidad de dinero relativamente moderada y sin exigir demasiadas garantías pero a un tipo de interés elevado.




Sopa de letras y crucigrama











No hay comentarios:

Publicar un comentario